Animales

Arañas neocelandesas tejen 75 metros seguidos de tela

Los astutos arácnidos lo hicieron para sobrevivir a una inundación causada por la subida del Río Jordan, sin saber que su mágica tela es una de las obras naturales más hermosas que hemos visto recientemente.

 

 

Son nada más y nada menos que 75 metros de corrido, una obra colectiva hermosa que demuestra la inteligencia y el ímpetu de estos asombrosos seres de ocho patas. La región de Nueva Zelanda donde esto ocurrió es la rural Hikurangi, la cual silenciosamente fue testigo de cómo millones de arácnidos se pusieron de acuerdo para pasar por encima de las aguas y llegar hasta la ruta.

“Cuando se produce una subida de las aguas, y con 5600 hectáreas inundadas, las arañas no tienen adonde ir”, cuenta el granjero Ben Smith, habituado a presenciar este espectáculo durante los otoños neocelandeses. El hombre cuenta que el fenómeno dura de dos a tres semanas, hasta que las aguas bajan y las arañas pueden volver a moverse a gusto entre los pastizales.

Noticia relacionada: Datos curiosos que te harán amar más a los animales

Ross Johnson, oficial de bioseguridad del Concejo Regional del Norte, dijo que se trata de un tipo de araña bautizada “adinerada”, y que lo que produjeron es un tejido sustancioso y flotador que alcanzó tierra firme. En gran medida fueron las arañas bebé las que lo produjeron, tirando largos trazos de tela de una sola vez. “Lo hacen para intentar ser llevadas por vientos leves, lo cual les permite viajar más rápido a través de largas distancias, alejándose del peligro. Es un proceso natural muy inteligente llamado montar en globo”, destacó el oficial.

Noticia relacionada: Presentamos a Pete, la araña cubana que baila salsa

Ni la tela dura demasiado tiempo ni las arañas son dañinas para el hombre, aclaró Johnson, que alabó la belleza del fenómeno cuando uno lo ve en persona. Todo se cubre de la tela, sean tractores, árboles o carteles. El destino final puede incluso llegar a ser Australia, nada las detiene hasta estar a salvo. Y lo más curioso: no se trata de la misma tela que se usa para hacer redes, dado que las arañas pueden tejer diferentes tipos de telas según el propósito. Astutos seres, ¿no creen?

Visto en The New Zealand Herald

Agradecemos a Gabriel Dallas por hacernos llegar esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas