Sociedad

Apertura de fronteras: Inmigrante logra ver a su hija

Una escena emotiva, si bien breve, se desarrolló en la frontera de San Diego con Tijuana: un inmigrante que vive en Estados Unidos logró ver a su hijita, que vive del otro lado. La cara más humana de la nueva política migratoria en Estados Unidos.

 

buendiario-luis angulo-san diego

Angulo abraza a su hija, gracias a la apertura de la puerta en San Diego

Oficiales norteamericanos abrieron las puertas en la frontera entre ambos países, permitiendo que el inmigrante Luis Angulo pudiera abrazar a su hija de cinco años, Jimena, por primera vez. “Es un milagro, que tantas familias puedan reencontrarse a través de la frontera. Es un milagro para mí”, repetía Angulo, emocionado.

La oportunidad se dio en una ceremonia histórica, con la apertura temporal de la puerta cercana a Friendship Park, construida en 1990 y nunca antes abierta. La gente solía acercarse y hablar a través de las rejas pero nunca tocarse. Algunos abogados migratorios, como Enrique Morones, comparan a este evento con la caída del Muro de Berlín.

“Así caerá el muro, primero se quiebra y este quiebre es el más importante porque es simbólico”.

Jim Brown, ciudadano de San Diego, impulsó la acción, con el apoyo de la Patrulla Fronteriza. Una pequeña acción que es de gran ayuda para los inmigrantes latinos en Estados Unidos, especialmente los mexicanos, que tienen a sus familias tan cerca y a la vez tan lejos.

El alcalde de San Diego, Bob Filner, fue parte del evento junto a su futura esposa, quien se emocionó con esta nueva oportunidad para los inmigrantes que habitan suelo norteamericano. “Somos una misma región, y es hermoso celebrar eso por encima de cualquier frontera, que no es más que un límite sin salida. Deberíamos estar construyendo puentes y abriendo puertas en vez de construir paredes que son separen”, concluyó enfática la mujer del alcalde.

Visto en Rawstory

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas