Acción / Reacción

Nuevos anteojos se empañan para descansar la vista

Este nuevo diseño de lentes, ideado por una empresa nipona, consta de un dispositivo que genera que se empañen cada 10 segundos. Así consigue aliviar la sequedad en los ojos y descansar la vista, sobre todo frente a las computadoras.

 

 

Las gafas se empañan automáticamente y así consiguen un efecto de parpadeo que ayuda al descanso de los ojos. Esto es vital para las personas que pasan largos períodos de tiempo mirando a la pantalla de las computadoras. Es decir, un alto porcentaje de la población laboral.

Noticia relacionada: Nuevos anteojos para ver TV acostado

“Wink Glasses” (algo así como “anteojos parpadeantes”, en español) es el nombre de estas lentes. El empañado dura 0,2 segundos cada diez segundos, tiempo lo suficientemente corto como para no molestar y lo suficientemente largo como para ser efectivo. De todos modos, la frecuencia puede ser ajustada por el usuario, con la finalidad de aliviar personalizadamente la sequedad en los ojos y descansar la vista.

 

 

Las gafas, desarrolladas por la compañía Masunaga Optical, llevan una batería en la patilla izquierda que activa el sistema y permite regular la frecuencia con la que funciona el aparato. Las pantallas de computadora, los teléfonos celulares y otros equipos reducen el parpadeo, lo que puede producir síndrome de ojo seco que se desarrolla cuando el globo ocular es incapaz de mantener una capa saludable de lágrimas.

Noticia relacionada: Nueva peluca japonesa con GPS incorporado

El ojo seco se puede presentar en personas que tienen buena salud y resulta más común con la edad. El primer modelo de estas “Gafas Parpadeantes” fue desarrollado en 2009, pero el mecanismo era demasiado complejo y debía calibrarse de acuerdo con las dimensiones de la cabeza del usuario. Ahora, la empresa ha mejorado su propuesta, mucho más cómoda, práctica y accesible.

Noticia relacionada: Lentes de contacto telescópicas combaten la ceguera

Las lentes pesan 33 gramos, lo que las hace ligeramente más pesadas que unos anteojos normales – entre 15 y 20 gramos – y cuestan alrededor de 15.750 yenes, unos 151 dólares. Atención, amigos con restricciones de vista: este puede ser el invento que estaban necesitando. No digan que no les avisamos.

Visto en Asahi Shimbun

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas