Buen Samaritano

Anciano paga medicamentos de una desconocida en apuros

Una historia cotidiana de dar lo que no sobra: Lina, de 78 años, compró remedios, pero no le alcanzaba la plata. Un anciano le puso 100 pesos en la mano y partió. Lo localizó para agradecerle y constató su humildad.

 

Buendiario-lina-cordoba-medicamentos

 

Lina Páez y Luis Sánchez, apodado “Lucho”, son dos abuelos de Córdoba que protagonizaron una pequeña gran historia de generosidad y gratitud, que devuelven el brillo a los ojos de las personas.

Todo comenzó cuando Lina, de 78 años, fue a una farmacia en pleno centro de la capital provincial a comprar remedios para la diabetes y otras dolencias.

Cuando llegó el momento de pagar -los medicamentos costaban más de dos mil pesos, se dio cuenta de que no le alcanzaba el dinero.

Un humilde hombre mayor de unos 80 años, que se apoyaba en un bastón y estaba acompañado por un nieto, le puso un billete de 100 pesos en la mano y partió.

“Tras negarme, me obligó, porque me cerró la mano y salió corriendo con el bastoncito”, relató a Cadena 3, aún conmovida, la mujer.

Con la ayuda de los empleados de la farmacia, Lina logró ubicar a “Lucho” y este jueves fue a devolverle el dinero, a agradecerle de corazón lo que había hecho por ella y a dejarle una carta en la que plasmó sus emociones.

“Descubrí que vive con una humildad y una pobreza tan grande en el último lugar de un pasillito con muchas piecitas en la zona de la Policía”, relató.

“Él se reía y afirmaba: ‘Dios mío, ¿cómo hizo para encontrarme? Y empezamos a llorar, porque nos emocionamos. ‘Lo importante es haberla ayudado’, me dijo”, continuó.

Finalmente, Lina destacó: “A mi edad, casi 79, pensé que estas cosas ya no existían y esto me ha fortalecido muchísimo y quería compartirlo”.

Visto en Cadena 3

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas