Jardinería

Afirman que el ayahuasca puede combatir el cáncer

Un científico brasileño afirma que la infusión psicodélica, también conocida como yagé, guarda en su poder chamánico el secreto para curar dicha enfermedad.

 

Buendiario-ayahuasca-cura-cancer-brasil-ciencia-2

El brebaje psicodélico puede salvar vidas

 

Es habitual que los chamanes amazónicos consuman dicho brebaje como parte de sus tradiciones ancestrales de iluminación mental. ¿Pero qué pasaría si dicho elemento medicinal indígena se aplicara a la medicina corriente? Podría tener la clave de la lucha contra el cáncer, afirma Eduardo E. Schenberg, de la Universidad Federal de Sao Paulo.

El ayahuasca, término que significa “vid de las almas”, se prepara tradicionalmente mezclando uvas de la variedad Banisteriopsis caapi con hojas de Psychotria viridis, además de otros tipos de plantas. Las hojas contienen N,N-dimetiltryptamina (DMT), mientras que la vid aporta beta-carbolinas como la harmina y la harmalina. La función del menjunje suele ser la búsqueda psicodélica, un delirio natural e inducido, pero ahora Schenberg se ha dedicado a su estudio medicinal, y ve un enorme potencial.

Noticia relacionada: Descubren que el MDMA mata células cancerígenas

“Los principios básicos de la ayuahuasca, sobre todo en el caso del DMT y la harmina, tienen efectos positivos en células cancerígenas y en procesos bioquímicos usados en el tratamiento de la enfermedad, tanto in vitro como en vivo”, explica Schenber en un artículo en la publicación SAGE Open Medicine. “Los testos hechos hasta ahora, con la más rigurosa experimentación científica, ayudan a entender los beneficios del ayahuasca y abren el camino para que se aplique a más pacientes”. El médico cita un estudio donde, de nueve pacientes tratados con el psicotrópico, tres se curaron por completo, mientras que el resto mostró mejorías.

El DMT produce una experiencia psicodélica poderosa al adherirse a los receptores de serotonina en el cerebro, pero Schenberg rescata el hecho de que la droga también se adhiere al receptor sigma 1, involucrado en muchas funciones celulares y ligado en gran medida a muerte de células cancerígenas. La harmina, a su vez, induce la muerte de las células cancerígenas e inhibe la proliferación de células de carcinoma.

Noticia relacionada: Descubren hongo en el Amazonas que come plástico

“Si logramos demostrar el poder científico de la sustancia, apelando a la experiencia de antropólogos, exploradores y etnobotanistas, lograremos que su prohibición para usos médicos y curativos sea una violación a los derechos humanos, un tema serio que exige un debate cuidadoso y atento”, concluye el brasileño, seguro del éxito de sus estudios.

Visto en Psy Post

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas