Mundo

Afganistán celebró elecciones en paz y armonía

Por primera vez en mucho tiempo, el país se entregó a la tarea cívica respetando la diversidad y sin problemas con el sector talibán, que había prometido boicotear los comicios.

 

Buendiario-elecciones-afganistan-paz-taliban-2

 

Los más de 6.000 colegios electorales se abrieron en Afganistán y la Comisión Electoral debió extender 60 minutos el horario, dado que muchas sedes se quedaron momentáneamente sin papeletas por la afluencia de votantes. El país celebró unas elecciones provinciales y presidenciales marcadas por la salida del poder de Hamid Karzai, quien ha encabezado el país los últimos diez años tras la caída del régimen talibán, y en medio de la retirada de las tropas internacionales.

Noticia relacionada: Líbano eligió nuevo gobierno en un clima de inclusión

Se presentaron tres principales candidatos a la presidencia: el ex ministro de Finanzas Ashraf Ghani; el ex ministro de Exteriores Abdulá Abdulá; y el también ex ministro de Exteriores Zalmai Rasul. Ghani llegó como favorito por su proyección internacional gracias a sus anteriores trabajos en el Banco Mundial y su papel como ministro de Finanzas, cuando intentó levantar la colapsada economía afgana tras el régimen talibán.

 

Buendiario-elecciones-afganistan-paz-taliban-3

 

Naciones Unidas hizo un llamamiento a la participación y los afganos, pese a las amenazas de grupos insurgentes, acudieron a la cita masivamente. Al final fueron pocos los disturbios producidos por grupos ligados al talibán, quienes emitieron en marzo un comunicado amenazando con llevar a cabo atentados contra las elecciones presidenciales. Tal cosa, afortunadamente, no ocurrió.

Noticia relacionada: Túnez, el país islámico donde reina el cosenso

Además del fervor democrático, la población se mostró esperanzada de cara a la desmilitarización que atraviesa el país en torno a las tropas de EEUU y la OTAN. Las tropas estadounidenses han estado en Afganistán desde que lideraron a las fuerzas multinacionales en el derrocamiento del régimen talibán a finales del 2001 y todavía hay 47.000 militares estadounidenses en el país. Ahora, la gente quiere mantenerse libre y defender nuevamente la democracia, un gesto esperanzador de un país en constante crisis.

Visto en Reuters

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas