Sociedad

28 etnias mexicanas unidas en Congreso Nacional Indígena

Indígenas de todo México se dieron cita en una zona de influencia zapatista para “cerrar filas y caminar juntos en la resistencia contra las privatizaciones y los desalojos”.

 

 Buendiario-zapatistas-indigenas-mexico-la-realidad-2

Los zapatistas, al centro del evento de reunión.

 

1300 delegados y más de 300 indígenas de 28 de las más de 50 etnias de México concluyeron el Encuentro de Pueblos Zapatistas con los Pueblos Originarios de México “David Ruiz García”, en la comunidad selvática de La Realidad, cerca de la frontera con Guatemala. La cita, auspiciada por el Congreso Nacional Indígena (CNI), apuntó a la unión de las etnias en pos de un bien y defensa comunes. Así, los indígenas mexicanos se cuidan las espaldas los unos a los otros.

Noticia relacionada: Florece la literatura indígena en México

El Subcomandante Moisés, el Comandante Tacho y el Comandante David, dirigentes de la guerrilla zapatista, encabezaron la clausura del encuentro, que sesionó durante una semana. Venustiano Vázquez, indígena wirrárica de Tepoztlán, estado de Morelos, leyó el documento final firmado por los 28 colectivos, grupos, tribus del Congreso Nacional Indígena (CNI) que participaron en el encuentro. “Seguimos siendo los pueblos vivos y colectivos”, señaló dicho artículo.

Uno de los temas candentes fue la reciente reforma energética mexicana, que permite la inversión privada nacional o extranjera en el sector; en lo que a eso respecta, los indígenas denunciaron que los “actuales gobernantes están entregando sus territorios y los bienes que se nombran de la nación a las grandes empresas”. Denunciaron el riesgo al que se somete “a todos los pueblos de México y a la de la madre tierra”, pero a su vez realzaron el esfuerzo colectivo de resistencia y organización, llamando a unirse contra las fuerzas económicas que “atentan contra la vida de los pueblos indígenas de México”.

Noticia relacionada: Furor en México una telenovela hablada en lengua maya

“Por eso hoy les decimos a los poderosos, a las empresas y a los malos gobiernos que no nos rendimos, que no nos vendemos y no claudicamos”, expuso el documento. Los grupos indígenas afirmaron que “nuestra lucha no acabará, pues si no nos han matado en 520 años de resistencia y rebeldía no lo harán ahora ni nunca”. Un encuentro esperanzador, de parte de un pueblo heredero de la tierra que reclama su derecho a que no falten a su herencia ni a su historia.

Visto en Proceso

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas