Buen Samaritano

234 entidades solidarias de Barcelona deciden agruparse

Un total de 234 entidades, repartidas por todo Barcelona, se proponen tejer una red unificada que ayude a poner freno al hambre en la ciudad, una de las consecuencias más duras de la crisis.

 

buendiario-entidades solidarias barcelona agruparse banco de alimentos cruz roja ayuntamiento 2

El Banco de Alimentos trabaja sin cesar para ayudar a los necesitados

 

El Ayuntamiento de Barcelona, con la cooperación de la Cruz Roja y Cáritas, presentó un estudio que revela el mapa de los problemas alimentarios de la ciudad, teniendo en cuenta la oferta de lugares que ofrecen comida a las 56.000 personas en situación de desamparo. Ante esta situación, el gobierno catalán se propone agrupar algunos de estos puntos de distribución, para hacer más eficiente la labor de entidades como el Banco de Alimentos.

La cuarta teniente de alcalde de la ciudad, Maite Fandos (CiU), explicó ayer que el modelo que el Ayuntamiento quiere impulsar es el del proyecto de Distribución Solidaria de Alimentos (DISA), que funciona en la zona de Nou Barris desde finales del año pasado y agrupa a ocho parroquias. La iniciativa, liderada por el padre Joan Quadreny, logró unificar el trabajo de voluntarios en un solo local, en la calle de Selva. Antes, cada iglesia entregaba cestas de alimentos a sus feligreses e iba a buscar donaciones.

Allí también se implantó un sistema de puntos, que le permite al usuario comprar en el súper solidario lo que necesite. Por ejemplo, una anciana sin personas a su cargo recibe 12 puntos al mes. En el local de DISA, un kilo de arroz cuesta medio punto, igual que un litro de leche. “Este sistema es más equitativo, más dignificante y no hay colas”, aseguró Fandos.

El Ayuntamiento, además, ofrece pagar el alquiler de locales si cumplen con las condiciones que le permitan funcionar como supermercado y como nave de almacenamiento. Miret explicó que ya hay dos proyectos similares al de DISA muy adelantados en el Poble Sec y en el Eixample.

“En Barcelona no hay ningún caso de desnutrición, lo que hay son familias con dificultades, y lo que ya hemos hecho es activar los recursos necesarios”, reivindicó Fandos. Antonia Jiménez, representante de la Cruz Roja, recalcó la necesidad de trabajar por una dieta equilibrada de las personas con dificultades económicas. Por Cáritas asistió su director en Barcelona, Jordi Roglà, quien propuso disponer de un ‘minifrob’ — el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, con el que se inyecta dinero a los bancos — para parar la pobreza. “Un 5% del Frob habría salvado del desahucio a 30.000 familias”, ejemplificó.

El Banco de Alimentos, que también participa de esta campaña de unificación, es una entidad que recoge excedentes alimentarios y donaciones particulares. El año pasado atendió a 138.000 personas, repartiendo víveres y donaciones. Belén Giménez, representante de la entidad, se mostró esperanzada con que todos los grupos solidarios se unifiquen y simplifiquen así la tarea de ayudar a la población, la principal damnificada por los problemas económicos.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas