¡WOW!

21 Gramos: la urna adaptable a los gustos del difunto

el diseñador Mark Sturkenboom consideró que las urnas que contienen las cenizas de los difuntos eran muy impersonales, por lo que creó la “caja de memoria” llamada 21 gramos, que contiene 21 gramos de cenizas del amado.

 

Buendiario-urna-difuntos-original

Lo más sorprendente de este paquete es el consolador de vidrio con cenizas.

 

La cremación es un método común para los difuntos, especialmente requerida. Al pasar por ésta etapa, las cenizas se colocan en una urna; un frasco que, según el diseñador Mark Sturkenboom, resulta demasiado impersonal. Su inspiración provino de una viuda a la que ocasionalmente ayuda a cargar sus bolsas de compra. Al ver la urna que contenía las cenizas del difunto marido, Sturkenboom explicó que “ella siempre habla con tanto amor sobre él, pero el tarro en el que él estaba no reflejaba esto en absoluto “.

Su nombre está inspirado en una serie de experimentos realizados por el doctor Duncan “Om” MacDougall en 1901,en los que colocó a pacientes ancianos terminales de tuberculosis sobre una balanza masiva industrial, en la cama de hospital y todo. MacDougall pesó seis sujetos antes y después de la muerte, y concluyó de la pérdida de peso post-mórtem que el alma humana pesa 21 gramos, el nombre que Mark le colocó a su proyecto.

 

Buendiario -urna-difuntos-original

Los planos para este invento.

 

El equipo está compuesto por una pulcra caja que sólo se puede abrir con una llave que al mismo tiempo hace de un adorable collar en forma de corazón. Dentro, se encuentra un bulbo atomizador para rociar el perfume del ser querido, un juego de altavoces internos para amplificar la música del iPhone en la parte trasera y un consolador de vidrio con una pequeña urna con cenizas. Sin duda, la originalidad no falta.

Vista en Dangerous Minds.

Esta nota fue editada por Sofía Bresler.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas