Mundo

125 grupos en EEUU logran descriminalizar la pobreza

Una coalición de movimientos sociales redactó una Carta de Derechos para los indigentes, y las legislaturas de varios estados respondieron favorablemente. Ahora, ser pobre no será motivo único para la persecución.

 

Buendiario-carta-derechos-indigentes-comer-dormir-2

La organización es el primer paso para ganar derechos.

 

Con base en Colorado, California y Oregon, abogados que representan a diferentes sectores activistas redactaron un listado de principios entre los que se destaca el derecho a comer, sentarse o dormir en la vía pública. “Imaginen si cada comprador neoyorkino recibiera una multa por sentarse en público, sería un escándalo. Por eso queremos mostrar que las leyes son racistas y clasistas”, expresó Paul Boden, director ejecutivo de la Western Regional Advocacy Project (WRAP), quien alega que los perseguidos suelen ser juzgados por el color de su piel y por su ropa.

“Queremos combatir a leyes que todo el mundo rompe pero por las cuales solo algunos son castigados”, continó Boden. La coalición compiló entrevistas por todo el país y definió las áreas prioritarias donde la Carta de Derechos debe ser puesta en marcha. Entre los puntos vitales se destaca: el derecho a moverse libremente, de dormir en espacios públicos sin ser discriminados, de dormir en vehículos estacionados, de comer y compartir alimentos en público, de recibir asesoría legal, de tener acceso a instalaciones higiénicas a toda hora y de recibir defensoría en caso de ser perseguidos criminalmente.

La Carta de Derechos será confirmada en sesiones legislativas a partir de Enero de 2015. La principal premisa de los abogados es la demostración del prejuicio que dice que censurar comportamientos antisociales es una forma de reducir el crimen. Pero la acción policial termina apuntando a grupos sociales y no a la sociedad en su conjunto. “Queremos terminar con la autoridad gubernamental que usa a la fuerza policial para liberarse de gente a la que no quieren en su ciudad”, dijo Boden.

“Otra queja que recibimos mucho es que les roban sus pertenencias”, narró Terese Howard, miembro de Denver Homeless Out Loud. Muchas personas sin techo de dicha ciudad se quejaron de que la policía los molestaba en los lugares donde duermen, y que les confisca mochilas, bolsas de dormir, documentos de identidad y hasta medicamentos. Algunos estados, como Rhode Island, Illinois y Connecticut, ya avanzaron con la descriminalización de la pobreza, pero aún falta encontrar la forma de evitar el exceso de autoridad policial.

“El objetivo siempre es sacar a los indeseables de los espacios públicos. Es hora de que pongamos freno a leyes que parecen escritas para toda la sociedad pero que solo se aplican a cierto tipo de personas”, concluyó Boden. Y, por la nobleza de su causa, esperamos que su lucha triunfe.

Visto en Al Jazeera

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas