Acción / Reacción

¨El zapato que crece¨ con los pies de los niños

Kenton Lee, un comprometido con las causas sociales, ha creado unas sandalias que crecen con el pie de los pequeños, hasta cinco tallas. Una solución a la  necesidad de cambiar de zapatos constantemente en la etapa de crecimiento infantil, sobre todo si no se tienen recursos.

 

buendiario-el-zapato-que-crece

 

En 2007, Kenton Lee trabajaba en un orfanato de Nairobi  en Kenia cuando tuvo la idea. Su inspiración fue una niña cuyos zapatos habían tenido que ser cortados por los lados en vista del crecimiento de sus pies. Otros niños, también tenían el mismo caso, con lo cual fue muy fácil para Lee comprender la inminente necesidad. “Así que ahí mismo,  pensé, ‘¿No sería agradable si hubiera un par de zapatos a los que se les pudiera ajustar y expandir su tamaño? Un par de zapatos que pudieran crecer? ‘”, dijo Lee en una entrevista.

 

buendiario-el-zapato-que-crece-cinco

Kenton Lee presentando ¨El zapato que crece¨

 

Con esta idea, y después de tocar varias puertas de empresas de calzado sin éxito, Lee consiguió asociarse con Gary Pitman, un experto en la materia que había trabajado en Adidas y Nike y que ya contaba con su propia empresa. Allí, pudieron diseñar  las sandalias. Un sistema de hebillas, botones y clavijas que logra expandir el zapato hasta 5 tamaños. Fabricado con cuero resistente, broches de metal y caucho comprimido.

buendiario-el-zapato-que-crece-dos

 

Actualmente, las sandalias de Lee, tienen un coste de 30 dólares el par, y son distribuidas principalmente en 7 países de bajos recursos. Ya se han beneficiado más de 2.500 niños y afortunadamente la cifra crece. Tomando en cuenta que aproximadamente 400 millones de niños en todo el mundo, viven con 1,25 dólares al día, y que 300 millones directamente no tienen zapatos, según cifras que la organización de Lee ha podido constatar, los zapatos que crecen representan una alternativa sencilla e ingeniosa. Desde su organización y en su web, invitan  a donar los zapatos por bolsas a los niños del mundo que más los necesitan.

 

buendiario-el-zapato-que-crece-tres

 

Aunque, la idea de tener un zapato que va creciendo con el pie del niño, hasta cinco tallas, seguramente podría tener mucho éxito, no sólo en familias en situación de pobreza extrema, sino en general en familias para las que también supone un esfuerzo económico el crecimiento de sus hijos. Una solución, simple, práctica y barata que seguro encajaría a una mayor escala. ¡ Que crezca !

Visto en Mashable

Esta nota fue editada por Alicia Pérez Estevez

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas